¿Qué es un accidente cerebrovascular?

FAST Graphic

Un accidente cerebrovascular ocurre cuando se bloquea el flujo de sangre en las arterias que nutren el cerebro, o cuando ocurre un sangrado en el cerebro mismo o en las membranas que lo rodean. Las mujeres, los hispanos y los afroamericanos en los Estados Unidos tienen mayor riesgo para el accidente cerebrovascular. Aprenda acerca del riesgo hoy.

El accidente cerebrovascular es la tercera causa de muerte en los Estados Unidos de América (EEUU) y en gran parte del mundo occidental, y es la causa principal de invalidez en adultos. Cada año, en los EE. UU., se informan aproximadamente 795 000 casos de ACV, dos tercios de ellos son iniciales y un tercio recurrente.

Los dos tipos de accidente cerebrovascular

Hay dos tipos de accidente cerebrovascular: isquémico y hemorrágico. La mayor parte de los accidentes cerebrovasculares son isquémicos. Estos ocurren debido a la formación gradual de placas de aterosclerosis o depósitos grasos en el interior de las arterias que nutren el cerebro o cuando un coágulo de sangre bloquea una arteria cerebral. Los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos son asimismo de dos tipos, aquellos en los cuales el sangrado ocurre dentro del cerebro (hemorragia intracerebral), y aquellos en los cuales el sangrado ocupa las finas envolturas cerebrales (hemorragia subaracnoidea). Alrededor de un 13 por ciento de todos los ACV son hemorrágicos.

El cerebro controla todo lo que hacemos hablar, caminar y respirar. Si debido a un accidente cerebrovascular un área localizada del cerebro no recibe necesario oxígeno, la parte del cuerpo controlada por esa área podría verse afectada. Por eso, los accidents cerebrovasculares pueden causar problemas con el movimiento, la visión, el habla, etc.

Los síntomas del accidente cerebrovascular

Los síntomas del accidente cerebrovascular incluyen:

  • Adormecimiento, entumecimiento, hormigueo o debilidad en una mitad de la cara, brazo o pierna (especialmente en un lado del cuerpo) de comienzo súbito

  • Confusión, dificultad para hablar o entender el habla de otros de comienzo súbito

  • Dificultad con la visión en uno o ambos ojos de comienzo súbito

  • Súbita dificultad para caminar, mareo, pérdida del equilibrio o de la coordinación

  • Súbito dolor de cabeza severo, sin causa conocida

Llame inmediatamente al 911

¡Un accidente cerebrovascular es una emergencia médica! Si usted o alguien a su alrededor sufre cualquiera de los síntomas descriptos, llame inmediatamente al 911. Cada minuto cuenta. Cuanto más tiempo duren los síntomas del accidente cerebrovascular, mayor es el riesgo de daño cerebral. La atención médica inmediata puede salvar la vida de la persona afectada por el accidente cerebrovascular y aumentar las posibilidades de una recuperación exitosa, porque existe tratamiento eficaz pero solo si se actúa rápidamente. Los accidentes cerebrovasculares isquémicos pueden ser tratados efectivamente con un medicamento que disuelve los coágulos que obstruyen el flujo de sangre hacia el cerebro y por lo tanto capaz de restablecer el flujo sanguíneo al área afectada. Sin embargo, el plazo máximo para que estos pacientes reciban este tratamiento es de solamente tres horas desde el inicio de los síntomas. Por lo tanto, para que puedan ser evaluados y sometidos a dicho tratamiento, los pacientes deben llegar al hospital lo antes posible.

Utilice la prueba FAST para reconocer y responder a los signos de un ACV.

F = FACE (cara) Pídale a la persona que sonría. ¿Un lado de la cara está caído?

A = ARMS (brazos) Pídale a la persona que levante ambos brazos. ¿Un brazo se desvía hacia abajo?

S = SPEECH (habla) Pídale a la persona que repita una oración simple. ¿El discurso suena arrastrado o extraño?

T = TIME (tiempo) Si observa alguno de estos signos (de forma independiente o todos juntos), llame de inmediato al 9-1-1.

Si responde afirmativamente (si) a una de estas preguntas, ¡es HORA de actuar! ¡Llame al 9-1-1 y avise que esta sufriendo un “STROKE” (pronunciado “ESTROUK”)!

AIT o mini-accidente cerebrovascular

Algunas veces los síntomas pueden aparecer por un período muy breve (minutos solamente) pero luego desaparecen completamente, indicando posiblemente un ataque isquémico transitorio o AIT (también conocido como TIA por sus siglas en inglés). Evite ignorarlos, y llame al 9-1-1 aunque estos síntomas sean breves, ya que los mismos indican un riesgo grave de accidente cerebrovascular y la posibilidad de un daño permanente.