La RCP por transeúnte en los niños varía según la raza y etnicidad

Por Thor Christensen, American Heart Association News

FatCamera/E+, Getty Images
(FatCamera/E+, Getty Images)

Read in English

Los niños negros e hispanos tienen menos probabilidades de recibir RCP por transeúnte que los niños blancos, según un nuevo estudio.

La investigación, publicada el lunes en la revista Circulation de la American Heart Association, se enfocó en situaciones fuera de un hospital, antes de que lleguen los servicios médicos de emergencia. Estudios pasados muestran disparidades raciales en los paros cardíacos fuera del hospital en adultos, pero se sabía menos acerca de cómo les iba a los niños de 17 años y menores.

Los investigadores revisaron bases de datos nacionales de los servicios médicos de emergencia y encontraron que entre enero del 2016 y diciembre del 2019 ocurrieron 7,285 paros cardíacos infantiles fuera del hospital. No se incluyeron los paros cardíacos del 2020 al 2021 debido a los posibles cambios durante la pandemia COVID-19.

Los niños blancos formaban la mayoría de los casos (52.3%) y recibieron RCP por transeúnte el 75.1% de las veces. Las tasas de RCP bajaron al 67% para los niños negros (29.2% de los casos) y 68.1% para los niños hispanos (13.9% de los casos).

El autor principal del estudio, Aditya Shekhar, dijo que las disparidades raciales y étnicas eran similares a las que se observaron en previos estudios de paros cardíacos en adultos.

"Aunque es alarmante y trágico, no es algo que nos sorprendió", dijo Shekhar, investigador afiliado al Centro de Bioética en la Facultad de Medicina de Harvard en Boston.

"El primer paso para eliminar estas disparidades es identificarlas y mejorar nuestro conocimiento y concientización sobre RCP en todas las líneas demográficas, incluidas la raza, la etnicidad y el nivel socioeconómico", dijo él.

El estudio también descubrió diferencias por edad. Los paros cardíacos fuera del hospital eran más comunes en los niños de 1 año y edades inferiores, y menos comunes en los niños de 6 a 10 años.

Al ver con más profundidad esas categorías de edad, los investigadores descubrieron que los niños de 15 a 17 años tenían la tasa más baja de RCP por transeúnte (62.6%). Los niños de 1 año y menores tenían la segunda tasa más baja (71.9%).

Si bien el estudio no examinó las causas detrás de esas cifras, Shekhar dijo que la baja tasa de RCP por transeúnte para los niños de 15 a 17 años podría deberse a que los paros cardíacos causados por trauma, como accidentes automovilísticos, aumentan a medida que los niños crecen. Otra posibilidad es que sus paros cardíacos podrían tener menos posibilidades de tener un testigo.

Para los infantes, la baja tasa podría deberse a una falta de conocimiento de RCP por transeúnte o por temores acerca de no realizar RCP correctamente, dijo Shekhar.

"El paro cardíaco es una afección increíblemente urgente, lo que hace que la RCP por transeúnte sea importante en todos estos casos", dijo él. "Si pudiera gritar un mensaje desde la cima de las montañas, sería que todos deberían aprender RCP y saber cómo realizarla".

Shekhar dijo que se necesitan investigaciones futuras para aprender más sobre las disparidades de la RCP y las mejores formas de mejorar la capacitación de RCP y el acceso a desfibriladores externos automáticos, o DEA, en comunidades de escasos recursos que históricamente han carecido de inversiones. Un DEA es un dispositivo electrónico portátil que analiza el ritmo cardíaco y, de ser necesario, puede administrar una descarga para tratar de restaurar un ritmo normal.

La Dra. Alexis Topjian, quien no participó en la investigación, dijo que a pesar de una falta de detalles y explicaciones de las distintas tasas, es "un grande estudio importante que destaca las disparidades raciales y étnicas en la atención. Esto empieza a descifrar lo que está pasando en el entorno fuera del hospital", dijo Topjian, quien trabaja en la unidad pediátrica de atención crítica en el Children's Hospital of Philadelphia.

En Estados Unidos, solo cerca del 40% de las personas que tiene un paro cardíaco fuera del hospital recibe RCP por transeúnte, según estadísticas de la AHA. Aunque las cifras en este estudio son más altas – van del 62.6% al 75.9% – Topjian dijo que todavía existen oportunidades para mejorar.

"El mensaje general es que la RCP por transeúnte salva vidas. Usted debería aprender RCP y animar a sus amigos a que también aprendan", dijo ella. "Incluso si no sabe cómo hacerlo, ponga las manos sobre el pecho y empiece a hacer compresiones en el pecho, y (un operador del servicio de emergencia) le guiará sobre cómo hacerlo".

Si tiene una pregunta o un comentario sobre este artículo, por favor envíe un correo electrónico a editor@heart.org.


Artículos de la American Heart Association News

American Heart Association News hace reportajes acerca de noticias del corazón y el cerebro. No todas las opiniones expresadas en estos artículos reflejan la postura oficial de la American Heart Association.

Las declaraciones, conclusiones, precisión y confiabilidad de los estudios publicados en revistas científicas de la American Heart Association o presentados en las reuniones científicas de la American Heart Association son únicamente las de los autores del estudio y no reflejan necesariamente la orientación o posiciones oficiales de la American Heart Association.

American Heart Association, Inc. es el propietario o el titular de los derechos de autor, y todos los derechos están reservados. Se concede permiso, sin costo y sin necesidad de solicitud adicional, para individuos, medios de comunicación y esfuerzos de educación y concientización no comerciales para vincular, citar, extraer o reimprimir estas historias en cualquier medio, siempre y cuando no se altere ningún texto, y se haga la atribución adecuada a la American Heart Association News. Ver términos de uso completo. Estas historias no se pueden utilizar para promocionar o respaldar un producto o servicio comercial.

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD DE ATENCIÓN MÉDICA: Este sitio y sus servicios no constituyen la práctica de asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico. Siempre hable con su proveedor de servicios de salud para el diagnóstico y el tratamiento, incluidas sus necesidades médicas específicas. Si tiene o sospecha que tiene un problema o condición médica, comuníquese de inmediato con un profesional de la salud calificado. Si se encuentra en los Estados Unidos y experimenta una emergencia médica, llame al 911 o llame para obtener ayuda médica de emergencia de inmediato.