La pandemia hizo que fuera difícil mantenerse conectado. He aquí cómo volver a relacionarse de manera saludable.

Por Kat Long, American Heart Association News

Brothers91/E+, Getty Images
(Brothers91/E+, Getty Images)

Read in English

Las fiestas de fin de año son una temporada excelente para compartir comidas caseras, reencontrarse con seres queridos lejanos y contemplar lo que nos depara el próximo año.

Sin embargo, durante casi dos años, la pandemia del coronavirus ha afectado nuestra capacidad para reunirnos en persona de manera segura. Ahora que las vacunas están ampliamente disponibles para todas las personas mayores de 5 años en Estados Unidos, y que los funcionarios federales de salud recomiendan que la gente obtenga una tercera dosis de refuerzo a partir de los 16 años, cada vez son más las familias y los amigos que están empezando a reencontrarse.

Podría sentirse desafiante relacionarse nuevamente con la familia y los amigos después de tantos meses de distanciamiento; incluso hasta con los compañeros de trabajo cuando las oficinas reinician sus operaciones. Sin embargo, los expertos dicen que las relaciones son importantes tanto para la salud mental como la física.

"Las personas llevan un bien tiempo sin estar juntas, quizás hasta olvidando la dinámica de dar y recibir que es parte importante de navegar las relaciones sociales", dijo Laura Kubzansky, profesora Lee Kum Kee de ciencias sociales y del comportamiento del colegio T.H. Chan de Salud Pública de Harvard, en Boston.

Kubzansky es coautora de una declaración científica de la American Heart Association sobre el tema de los vínculos entre el bienestar psicológico y la salud cardiovascular. Publicado en enero en Circulation, el informe recoge un importante conjunto de investigaciones con las que se ha descubierto que los sentimientos de optimismo, felicidad y propósito se relacionan tanto con una mejor salud del corazón y como con menos eventos cardiovasculares adversos. Por el contrario, el aislamiento social y la soledad pueden contribuir al desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

La pandemia de COVID-19 ha sido etiquetada como la "pandemia de la soledad". Incluso antes de los cierres, las investigaciones mostraban que las personas solitarias tienden a ser más sedentarias físicamente, además de tener mayores probabilidades de fumar y la presión arterial alta, todos ellos factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares.

Conectarse socialmente puede hacer que esas cosas sean menos probables, dijo Kubzansky. "Existen muchas dinámicas que vinculan las buenas relaciones sociales con una mejor salud", desde efectuar cambios en el comportamiento, hasta mitigar las respuestas biológicas ante el estrés, dijo. "No hay un mecanismo que por sí solo explique todo el efecto. Algo en el hecho de sentirse querido resulta importante en todos los sentidos".

Según el informe de la AHA, las personas con un mejor apoyo social también suelen tener una mejor salud psicológica. Ese apoyo social puede presentarse de muchas formas, dijo Anne Moyer, profesora de psicología social y de la salud de la Universidad Stony Brook de Nueva York. Los amigos y la familia pueden proporcionar apoyo emocional cuando se atraviesa un momento difícil, además de consejos e información para sobrellevar un problema o ayuda tangible en cualquier situación.

"Siempre digo que si se cuenta con alguien que nos ayude a avanzar, también sabemos que existe un apoyo tangible", dijo Moyer. "El simple hecho de saber que hay personas que se preocupan por nosotros puede conducir a una mayor sensación de conexión, autoestima y control".

Las conexiones sociales también pueden fomentar y reforzar comportamientos y actitudes saludables. Los amigos y la familia pueden recordarle que se haga un examen de salud o invitarlo a salir a caminar.

Entonces, para reconectar durante la temporada de las fiestas, sugerimos estos consejos.

No sea duro consigo mismo ni con los demás

Las habilidades sociales son como cualquier otra habilidad, y podemos atravesar periodos sin practicarlas. Quizás la pandemia haya hacho que se nos olvide cómo relacionarnos, dijo Moyer, y sus conocidos podrían sentir lo mismo.

Si sus amigos o familiares parecen reacios o torpes a la hora de socializar, intente no juzgarlos y no se tome su vacilación como algo personal. "En realidad, es probable no tenga que ver con usted ni con la relación", dijo Moyer. Podrían haber sufrido una pérdida o una enfermedad, o comprobado que los cierres redujeron su ansiedad relacionada con la pandemia y no quieran perder esa sensación de seguridad, añadió.

Otra forma de medir el nivel de comodidad de los demás podría ser organizar una situación de menor riesgo, como reunirse menos tiempo y con cubrebocas. "Permita que otras personas tomen la iniciativa y sugieran los escenarios con riesgos potencialmente mayores, como el invitar a otras personas", dijo Moyer.

Vuelva a conectarse de forma segura

La mejor manera de minimizar el riesgo de COVID-19 para usted y sus amigos y familiares es vacunarse. Otras prácticas de protección recomendadas por los CDC incluyen usar máscaras en interiores en público, evitar espacios concurridos con mala ventilación y no asistir a una reunión si tiene síntomas.

Luche contra la inercia

"Las relaciones requieren tiempo y esfuerzo", dijo Kubzansky. Durante el apogeo de la pandemia fue imposible realizar muchas de las pequeñas oportunidades que solemos tener para fomentar las conexiones, como tomarse un café con un compañero de trabajo. Mantener las relaciones nos pidió mucha más energía, dijo.

Kubzansky sugiere luchar contra la inercia al reservar tiempo durante la semana para reunirse con alguien con quien no ha estado desde hace tiempo. "Hoy en día, realmente se requiere un compromiso para hacer eso", indicó.

Empiece poco a poco

Antes de planear una fiesta de fin de año, organice mejor una pequeña reunión que facilite el regreso a la rutina, quizás una comida informal con varios amigos. Los eventos que exijan menos les quitarán la presión a todos, dijo Moyer, y un encuentro rápido e informal podría acabar siendo una conversación más larga.

Ayude a los demás

Echar una mano puede ser tan beneficioso para la propia salud como recibir ayuda, dijo Kubzansky. Por ejemplo, en un estudio de 2017 publicado en la revista BMC Public Health se descubrió que ayudar a los demás en función de voluntario se relaciona directamente con una mejor salud mental y física, así como con la satisfacción vital y el bienestar social. En un estudio publicado en 2007 en el Journal of Health and Social Behavior se analizó el bienestar psicológico y se descubrió que los participantes que estaban menos conectados socialmente eran los que más se beneficiaban del voluntariado en su comunidad.

Incluso un pequeño gesto, como sostenerle la puerta abierta a una persona o regresar el bote de la basura del vecino desde la acera, puede ayudarlo a sentirse parte de una comunidad y facilitar el establecimiento de las relaciones.

Lo último que aconseja Kubzansky es que se mantenga firme. Al principio podría no resultar tan fácil volverse a conectar, señaló, pero ella sabe por experiencia propia con sus colegas que, los que hicieron el esfuerzo "lo han apreciado mucho".

Si tiene una pregunta o un comentario sobre este artículo, por favor mande un correo electrónico a editor@heart.org.


American Heart Association News Stories

American Heart Association News covers heart disease, stroke and related health issues. Not all views expressed in American Heart Association News stories reflect the official position of the American Heart Association. Statements, conclusions, accuracy and reliability of studies published in American Heart Association scientific journals or presented at American Heart Association scientific meetings are solely those of the study authors and do not necessarily reflect the American Heart Association’s official guidance, policies or positions.

Copyright is owned or held by the American Heart Association, Inc., and all rights are reserved. Permission is granted, at no cost and without need for further request, for individuals, media outlets, and non-commercial education and awareness efforts to link to, quote, excerpt or reprint from these stories in any medium as long as no text is altered and proper attribution is made to American Heart Association News.

Other uses, including educational products or services sold for profit, must comply with the American Heart Association’s Copyright Permission Guidelines. See full terms of use. These stories may not be used to promote or endorse a commercial product or service.

HEALTH CARE DISCLAIMER: This site and its services do not constitute the practice of medical advice, diagnosis or treatment. Always talk to your health care provider for diagnosis and treatment, including your specific medical needs. If you have or suspect that you have a medical problem or condition, please contact a qualified health care professional immediately. If you are in the United States and experiencing a medical emergency, call 911 or call for emergency medical help immediately.