Proteger la salud mental de los niños ahora que regresan al colegio

Por Michael Merschel, American Heart Association News

GoodLifeStudio/E+, Getty Images
(GoodLifeStudio/E+, Getty Images)

Read in English

El aprendizaje escolar en casa no ha sido un descanso para Francis Huang y su hija de 11 años, Cheyenne Kuo.

La pandemia de COVID-19 impuso la enseñanza a distancia a su familia en la primavera de 2020. Con ella llegaron las tensiones que ahora conocen millones de familias. "Creo lo único que hicimos durante todo el año fue tratar de sobrevivir", dijo Huang, residente de los suburbios de Dallas.

En agosto, finalmente dejarán todo eso atrás, cuando Cheyenne comience el sexto grado en persona. Sin embargo, este año representa toda una nueva serie de tensiones. Cheyenne siente emoción y preocupación a la vez: "Creo que me siento a medias con las dos cosas".

Los expertos afirman que, en este ciclo escolar, la vuelta al colegio será todo menos rutinaria, lo cual significa que tanto padres como profesores tendrán que tomar medidas adicionales para proteger la salud mental de los niños.

"Ciertamente se necesitará una nueva forma de pensar acerca de todo lo que conlleva el inicio de un año escolar", dijo Amanda Fitzgerald, subdirectora ejecutiva de la Asociación Americana de Consejeros Escolares. Es coautora de una guía para la reapertura de escuelas que fue publicada el año pasado por su organización y la Asociación Nacional de Psicólogos Escolares.

Según la Oficina del Censo de Estados Unidos, más del 90% de los hogares con estudiantes realizaron algún tipo de aprendizaje a distancia durante la pandemia. Muchos estudiantes volvieron al aprendizaje presencial el año pasado, pero para los que no lo hicieron, dijo Fitzgerald, "ocurrirá un periodo de adaptación".

Piense en los niños de 5 años que estaban en el jardín de niños cuando se produjo la pandemia, dijo el psicólogo escolar Eric Rossen, director de desarrollo profesional y normas de la Asociación Nacional de Psicólogos Escolares. Puede que empiecen el segundo grado sin conocer las expectativas básicas de un salón de clases, como levantar la mano antes de hablar.

Rossen, que también colaboró como autor de la guía de reapertura de escuelas, dijo que los niños mayores tienen sus propios desafíos.

"Imagínese cómo fue para los estudiantes que cursaban séptimo grado", dijo. "Perdieron el octavo en la escuela secundaria, y ahora entran a una preparatoria por primera vez. Esa transición no solo será extremadamente significativa desde la perspectiva de haber estado fuera de la rutina escolar de costumbre durante el último año y medio, aproximadamente, sino que ahora están entrando a un edificio completamente nuevo, donde tienen que reorientarse".

A todo esto se suma el impacto desigual de la pandemia. Algunas familias sufrieron terribles pérdidas y desafíos.

"Todo el mundo se vio afectado de cierto modo, lo que hace que esto sea un trauma universal", dijo Fitzgerald. "Sin embargo, cada uno sigue teniendo su propia experiencia".

Es esencial abordar los problemas emocionales que se derivan de estos factores, agregó. "Sabemos que los alumnos tienen que acudir a la escuela preparados para aprender. Si están lidiando con todos estos tipos de estrés, o en algunos casos, un trauma, enfrentarán obstáculos para que realmente aprendan".

El estrés y el trauma pueden impulsar la conducta no saludable y un mayor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. La educación también tiene una conexión importante y de largo plazo con la salud en general.

Entonces, para promover el bienestar mental, Fitzgerald dijo que tanto las escuelas como los padres tendrán que adaptarse.

"Se necesitará un poco más de gentileza y flexibilidad para garantizar que todo el mundo se sienta cómodo y confiado al ir a la escuela", dijo. Rossen también hizo hincapié en la necesidad de tener "paciencia, compasión y comprensión".

Mencionó que no es necesario que las escuelas disminuyan sus normas, pero que deberían evitar una disciplina demasiado dura y ser comprensivos mientras las familias se adaptan al horario escolar.

La prioridad deben ser las relaciones humanas, dijo Rossen. "Es decir, las relaciones entre los administradores y el personal, entre el personal y las familias, entre los profesores y los alumnos, los alumnos y los compañeros, entre todos".

Las lecciones de la pandemia podrían ayudar, indicó Fitzgerald. Los colegios podrían replantearse las dinámicas tradicionales para reunirse con la comunidad escolar y, en su lugar, conectarse a distancia con los padres. Eso, dijo, podría ayudar a identificar a los estudiantes que necesitan ayuda para hacer frente a la pérdida de un miembro de la familia a COVID o la pérdida de empleo de un padre.

Tampoco es necesario que los padres esperen a que la escuela se comunique con ellos, añadió Fitzgerald. "No digo que todo el mundo tenga que ser presidente de la asociación de padres y maestros (PTA en inglés), pero que entiendan los servicios que sus hijos tienen a su alcance en caso de dificultades, además de pedir ayuda si la necesitan".

La vuelta al colegio será positiva para muchos niños, dijo Rossen. Sin embargo, los chicos deben saber que no hay una forma correcta o incorrecta de sentirse. "Está bien no sentir mucho optimismo por regresar a la escuela. Está bien estar entusiasmado. Está bien sentirse conflictivo al respecto".

Cheyenne ha tenido todos esos sentimientos.

Desea ver a sus amigos del colegio en persona con regularidad. También se preocupa por toda la gente nueva que va a encontrar en su nueva escuela secundaria.

"Es emocionante", dijo. "Al mismo tiempo, me siento nerviosa. Pero creo que todo saldrá bien a fin de cuentas".

Clockwise from left: Cheyenne Kuo and her parents, Francis Huang and James Kuo, take part in an at-home physical education class. Cheyenne spent her fifth grade year learning remotely but will resume in-person classes in August. (Photo courtesy of the Kuo family)
De izquierda a derecha: Cheyenne Kuo y sus padres, Francis Huang y James Kuo, participan en una clase de educación física en casa. Cheyenne pasó su quinto año de primaria aprendiendo de forma remota, pero reanudará las clases en persona en agosto. (Foto cortesía de la familia Kuo)

Su madre comparte su optimismo, y algunos temores.

A Huang le preocupa lo que se haya podido perder académicamente. También la inquieta el coronavirus: Cheyenne, que no tiene la edad suficiente para la vacuna, permanecerá enmascarada aunque tendrá que interactuar con mucha gente. "No sé cuántos de ellos han sido vacunados", dijo Huang.

No obstante, tiene la experiencia de haber visto a su hija, que nació con un defecto cardíaco, superar desafíos anteriores. "Pienso que los niños son bastante resilientes".

Aunque, dijo Huang, "estoy segura de que los consejeros de la escuela van a tener mucho trabajo".

Nota del editor: Debido a los eventos en rápida evolución que rodean el coronavirus, los hechos y consejos presentados en esta historia pueden haber cambiado desde su publicación. Visite Heart.org para obtener la información más reciente y consulte con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y los funcionarios de salud locales para obtener la orientación más reciente.

Si tiene una pregunta o un comentario sobre este artículo, por favor mande un correo electrónico a editor@heart.org.


American Heart Association News Stories

American Heart Association News covers heart disease, stroke and related health issues. Not all views expressed in American Heart Association News stories reflect the official position of the American Heart Association.

Copyright is owned or held by the American Heart Association, Inc., and all rights are reserved. Permission is granted, at no cost and without need for further request, for individuals, media outlets, and non-commercial education and awareness efforts to link to, quote, excerpt or reprint from these stories in any medium as long as no text is altered and proper attribution is made to American Heart Association News.

Other uses, including educational products or services sold for profit, must comply with the American Heart Association’s Copyright Permission Guidelines. See full terms of use. These stories may not be used to promote or endorse a commercial product or service.

HEALTH CARE DISCLAIMER: This site and its services do not constitute the practice of medical advice, diagnosis or treatment. Always talk to your health care provider for diagnosis and treatment, including your specific medical needs. If you have or suspect that you have a medical problem or condition, please contact a qualified health care professional immediately. If you are in the United States and experiencing a medical emergency, call 911 or call for emergency medical help immediately.