Lo que las mujeres embarazadas con presión alta necesitan saber sobre COVID-19

Por American Heart Association News

petrunjela/iStock, Getty Images
(petrunjela/iStock, Getty Images)

Read in English

En circunstancias normales, tener alta presión durante el embarazo puede poner en riesgo tanto a la madre como al bebé. Con el esparcimiento veloz del novel coronavirus, muchas embarazadas se preguntan cómo podrían verse afectadas por este contagio tan amenazante.

Hasta ahora, las buenas noticias son que nada de lo encontrado por investigadores acerca de COVID-19 genera inquietudes adicionales para mujeres con embarazo, aunque estas tengan alta presión sanguínea o hayan sido diagnosticadas con problemas adicionales como diabetes gestacional. En contraste, las malas noticias indican que debido a que el virus es nuevo, y ha sido estudiado relativamente poco, los investigadores aún desconocen mucho sobre el tema.

"Los investigadores todavía están aprendiendo cómo COVID-19 afecta a las mujeres embarazadas", dijo la Dra. Lisa Hollier, directora médica del Texas Children's Health Plan y expresidente del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, conocido en ingles como ACOG. "Es importante que las mujeres que saben que tienen complicaciones se mantengan en contacto constante con su ginecólogo obstetra y demás profesionales médicos que las atienden durante su embarazo".

Las directrices del ACOG para embarazadas son las mismas que las de toda persona que intenta no infectarse del coronavirus que ocasiona COVID-19, una enfermedad respiratoria con síntomas que pueden incluir tos, fiebre y, en casos más graves, dificultades para respirar. Sin embargo, debido a que las infecciones respiratorias pueden ser dañinas tanto para las embarazadas como para sus hijos en gestación, el ACOG categoriza a las mujeres con embarazo como grupo de población en riesgo.

"Las embarazadas deben hacer todas las cosas que hacen las demás mujeres para reducir su riesgo de contraer COVID-19: lavarse las manos con frecuencia, usar desinfectante para las manos, no tocarse la cara", dijo Hollier. "A todas las embarazadas también se les recomienda que se mantengan en contacto con sus profesionales médicos para recibir instrucciones acerca de cómo cuidarse en forma óptima durante el periodo prenatal. Algunas consultas se pueden llevar a cabo en línea por video".

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades advierten que las personas con padecimientos subyacentes como enfermedades del corazón, obesidad grave o diabetes, tienen un mayor riesgo de enfermarse de COVID-19. Asimismo, los investigadores saben que, a nivel mundial, una de las causas principales de muerte materna son los trastornos de alta presión durante el embarazo, lo cual hace que se requiera más investigación al respecto.

Actualmente la Universidad de California en San Francisco elabora un registro de embarazadas y mujeres en periodo de postparto con diagnóstico de COVID-19, o que hayan tenido la enfermedad, con el fin de estudiar cómo las afectó el virus. El estudio incluirá mujeres con hipertensión y preeclampsia, una condición peligrosa caracterizada por la alta presión sanguínea y proteína en la orina.

Hasta ahora ni los CDC ni el ACOG han dictado pautas distintas sobre el COVID-19 para embarazadas con padecimientos como hipertensión gestacional, diabetes gestacional, hipertensión crónica o preeclampsia.

"Lo poco que sabemos proviene de algunos informes de China", dijo la Dra. Elizabeth Langen, profesora clínica asistente del departamento de obstetricia y ginecología de la Universidad de Michigan.

"Ellos fueron los primeros que tuvieron que atender mujeres con coronavirus durante el embarazo. A diferencia de la influenza, la cual es bastante peligrosa para estas mujeres, el coronavirus no parece ser más peligroso para embarazadas con factores de riesgo similares. La mayoría tendrá síntomas más leves y se recuperarán".

Sin embargo, Hollier advierte que es difícil decir algo definitivo ya que la información es bastante escasa. "Podría definitivamente afectarlas de peor manera. No contamos con todos los datos que necesitamos para dar respuestas firmes".

Si piensa que tiene COVID-19, ¿qué debe hacer una embarazada que tenga hipertensión, preeclampsia u otras complicaciones?

"Si está embarazada, tiene algo que le afecta el funcionamiento del corazón y, además tiene síntomas", dijo Langen, "querremos que acuda a su médico a revisarse".

Nota del editor: Debido a los eventos en rápida evolución que rodean el coronavirus, los hechos y consejos presentados en esta historia pueden haber cambiado desde su publicación. Visite Heart.org para obtener la información más reciente y consulte con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y los funcionarios de salud locales para obtener la orientación más reciente.

Si tiene una pregunta o un comentario sobre este artículo, por favor mande un correo electrónico a editor@heart.org.


American Heart Association News Stories

American Heart Association News covers heart disease, stroke and related health issues. Not all views expressed in American Heart Association News stories reflect the official position of the American Heart Association.

Copyright is owned or held by the American Heart Association, Inc., and all rights are reserved. Permission is granted, at no cost and without need for further request, for individuals, media outlets, and non-commercial education and awareness efforts to link to, quote, excerpt or reprint from these stories in any medium as long as no text is altered and proper attribution is made to American Heart Association News.

Other uses, including educational products or services sold for profit, must comply with the American Heart Association’s Copyright Permission Guidelines. See full terms of use. These stories may not be used to promote or endorse a commercial product or service.

HEALTH CARE DISCLAIMER: This site and its services do not constitute the practice of medical advice, diagnosis or treatment. Always talk to your health care provider for diagnosis and treatment, including your specific medical needs. If you have or suspect that you have a medical problem or condition, please contact a qualified health care professional immediately. If you are in the United States and experiencing a medical emergency, call 911 or call for emergency medical help immediately.