Text Size

A A A

Search


 

La rehabilitación consiste en ayudar a que los sobrevivientes de un ataque cerebrovascular recuperen las habilidades y funciones afectadas. Por ejemplo, un ataque cerebrovascular puede afectar el habla, o disminuir la fuerza de una pierna o un brazo. La rehabilitación enseña nuevas maneras de realizar tareas para compensar dichos problemas. Es posible que los pacientes deban aprender a bañarse y a vestirse usando una sola mano, o a mejorar el habla cuando su habilidad para hablar haya sido afectada. La terapia de rehabilitación comienza en el hospital una vez que se haya estabilizado la condición médica del paciente.

Las enfermeras y los terapeutas de rehabilitación ayudan a los pacientes a realizar tareas progresivamente más complejas, como bañarse, vestirse, y utilizar el inodoro. La primera etapa en el retorno a la independencia funcional consiste en adquirir nuevamente las funciones perdidas.

¿Cuáles son las Consecuencias de un Ataque Cerebrovascular?

El tipo de discapacidad luego de un ataque cerebrovascular depende del área del cerebro afectada.

Parálisis o Problemas para Controlar el Movimiento (Control Motriz)

Una de las discapacidades más comunes luego de un ataque cerebrovascular es la parálisis, o debilidad motriz. Esta puede afectar la cara, el brazo, o la pierna. Cuando la parálisis afecta un solo lado del cuerpo se la llama hemiplejía. Si el déficit motriz es mas leve se lo denomina hemiparesia. Las personas con hemiplejía pueden tener dificultad para realizar actividades diarias como caminar. Otras personas tienen problemas para mantener el equilibrio y la coordinación, problema que se conoce como ataxia.

Perturbaciones Sensoriales Incluyendo el Dolor

Las personas que hayan sufrido un ataque cerebrovascular pueden perder la habilidad de percibir tacto, dolor, o de discriminar cambios en la temperatura de la piel.

Algunos pacientes sienten dolor después de un ataque cerebrovascular. El dolor puede ser breve, prolongado, intenso o casi imperceptible. Hay una variedad de condiciones de dolor crónico que resultan del daño inducido por el ataque cerebrovascular al sistema nervioso (dolor neuropático). A menudo el dolor puede presentarse en el miembro que ha sufrido la parálisis, como consecuencia de la falta de movimiento de la articulación, o debido al daño de las vias nerviosas que transmiten el dolor.

Incontinencia Urinaria o Fecal

La incontinencia urinaria es una complicación frecuente luego de un ataque cerebrovascular. A menudo resulta de la perdida de la habilidad para sentir el deseo de orinar o para controlar los músculos de la vejiga. En algunos casos puede haber una pérdida transitoria del control intestinal, conocido como incontinencia fecal. Estos síntomas pueden ser emocionalmente difíciles para los pacientes.

Problemas en el uso y Entendimiento del Idioma (Afasia)

Luego de un ataque cerebrovascular algunos pacientes sufren de problemas con la habilidad para hablar, escribir y comprender el idioma. Un daño producido en cualquiera de los centros de control del lenguaje del cerebro puede deteriorar severamente la comunicación verbal. Un daño al centro del lenguaje localizado en el lado dominante del cerebro, conocido como el área de Broca, causa afasia expresiva. Las personas con este tipo de afasia tienen dificultad para articular y expresar su pensamiento a través de palabras y para unir palabras en oraciones coherentes y gramaticalmente correctas. En comparación, el daño a un centro del lenguaje localizado en la parte posterior del cerebro, llamada el área de Wernicke, resulta en afasia receptiva. Las personas con este problema tienen dificultad para comprender el idioma hablado o escrito y, aunque pueden formar oraciones gramaticalmente correctas, a menudo no pueden mantener una conversación con sentido. La forma más severa de afasia, la afasia global, es causada por un daño en varias áreas del lenguaje. Las personas con afasia global pierden casi todas sus habilidades lingüísticas; no pueden entender el idioma ni usarlo para expresar sus pensamientos.

Problemas con el Pensamiento y la Memoria

El ataque cerebrovascular puede dañar partes del cerebro responsables de memoria, aprendizaje, y discernimiento. Los pacientes pueden tener problemas de concentración y déficit de memoria a corto plazo. También pueden perder su habilidad para hacer planes, comprender el significado de las cosas, aprender tareas nuevas, o involucrarse en actividades mentales complejas.

Perturbaciones Emocionales

Algunos pacientes pueden experimentar ansiedad, frustración, tristeza y sensación de pesar por sus carencias físicas y mentales. Estos sentimientos son una respuesta natural al trauma psicológico como consecuencia del daño. Las señales de depresión clínica incluyen perturbaciones en el sueño, cambio radical en los patrones de alimentación que pueden conducir a pérdida o aumento de peso, letargo, reclusión social, irritabilidad, fatiga, auto-desprecio, y pensamientos suicidas. A pesar de que es frecuentemente reconocida entre los pacientes que han sufrido un ataque cerebrovascular, no debe considerarse como parte normal de la recuperación. Frecuentemente requiere tratamiento con medicamentos antidepresivos y terapia psicológica.

Volver al principio

Get Involved

Stroke and You

Subscribe to StrokeSmart Now

National Stroke Association

1-800-STROKES
1-800-787-6537
9707 E. Easter Lane, Suite B
Centennial, CO 80112
info@stroke.org

Stroke Help Line logo