Text Size

A A A

Search


 

Muchos ataques cerebrovasculares pueden evitarse con las propias medidas preventivas. Las sugerencias de prevención de la National Stroke Association (Asociación Nacional del Ataque Cerebral) le ayudaran a entender como puede disminuir el riesgo de sufrir un ataque cerebrovascular.

Los factores de riesgo son las condiciones que aumentan sus probabilidades de sufrir un ataque cerebrovascular en el futuro. Algunos factores de riesgo están fuera de nuestro control tales como:

  • Edad mayor de 55 años
  • Sexo: más mujeres que varones desarrollan ACV
  • Afroamericanos e Hispanos
  • Historia familiares de ataques cerebrovasculares
  • ACV anterior o AIT
  • Displasia fibromuscular (DFM)
  • Agujero en el corazón: persistencia del agujero oval

Si usted tiene uno o más de estos factores de riesgo, es importante que usted conozca los cambios necesarios de estilo de vida y tratamientos médicos que pueden disminuir el riesgo:

  • Conozca su presión arterial; si su presión esta elevada, consulte con su médico para controlarla. La presión arterial es la razón principal por la cual una persona puede sufrir un ataque cerebrovascular. Los valores de presión arterial óptima son aquellos iguales o menores a 120/80 mmHg. Valores iguales o mayores a 140/90 mmHg se consideran presión arterial alta (o hipertensión arterial).
  • Fibrilación (arritmia) auricular: Conozca si usted tiene estos tipos de latidos irregulares del corazón.
  • Si usted fuma, deje de fumar. Fumar duplica el riesgo de sufrir un ataque cerebrovascular. Dejar de fumar hoy, disminuye su riesgo en forma considerable.
  • Si usted consume bebidas alcohólicas, beba con moderación.
  • Si usted tiene un nivel alto del colesterol en su sangre, consulte con su médico para reducirlo. El nivel total de su colesterol no debe ser superior a 200.
  • Si usted tiene diabetes, siga las recomendaciones de su médico para mantener el azúcar en sangre dentro de valores normales.
  • Practique ejercicio en forma rutinaria. Ejercicio moderado - caminar a paso rápido, andar en bicicleta, nadar o trabajar en el jardín - puede disminuir el riesgo de sufrir un ataque cerebrovascular. Asegúrese de consultar con su médico antes de iniciar algún programa de ejercicio vigoroso.
  • Aliméntese apropiadamente y siga una dieta baja en sal y en grasas.


Volver al principio

Get Involved

Stroke and You

Subscribe to StrokeSmart Now

National Stroke Association

1-800-STROKES
1-800-787-6537
9707 E. Easter Lane, Suite B
Centennial, CO 80112
info@stroke.org

Stroke Help Line logo